jueves, 12 de marzo de 2009

Solomillo en salsa de queso



Esta mañana compré solomillo de cerdo ibérico, con la intención de experimentar una receta que al final se tiene que aplazar para la semana que viene. Decidí aprovecharlos para la cena (una buena cena, si señor), acompañados de salsa de queso, según me piden mis peques.

No voy a exagerar diciendo que del cerdo me gustan hasta los andares, porque no es así. Hay muchas cosas que no me gustan del cerdo, entre otras cosas sus andares, pero hay que reconocer que se aprovecha todo. Soy muy selecta con este animalito. Desde luego que sobran las razones para entender que el ibérico es el mejor, y atendiendo a su alimentación, también se nota en el sabor.

En la cocina es muy agradecido preparar un solomillo, con cualquier cosa está rico. Revisando por mi nevera reuní los diferentes quesos que tenía, nata líquida e hice una base con cebollita frita. Aquí muestro el resultado.

Ingredientes: 1 kg. de solomillo de cerdo ibérico en filetes, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 75 ml de oporto, 200 ml de nata líquida, aceite de oliva, 150 gr. de queso azul, 25 gr. de queso parmesano, 2 lonchas de queso Havarti, sal y pimienta.

Elaboración de la salsa: En una sartén se pone aproximadamente 40 ml de aceite a calentar. Se agrega la cebolla y el ajo picaditos y se doran sin que se quemen. A continuación se pone el oporto y se deja evaporar unos minutitos.
Se añaden los quesos troceados y la nata, a fuego medio se mezcla todo un par de minutos.
Se tritura en la batidora y se reserva para la carne.

Elaboración de la salsa en la thermomix: En el vaso se calienta 40 ml de aceite temperatura varoma y velocidad 1. Se añaden la cebolla y el ajo y se tritura 4 segundos velocidad 5. A continuación se sofríen a temperatura varoma, 2 minutos y medio, velocidad cuchara.
Se añade el oporto y se vuelve a programar 2 minutos y medio, velocidad cuchara y temperatura 100.
Se incorporan los quesos y la nata y se programa 4 minutos, temperatura 90 y velocidad 1.
Se bate 6 segundos, velocidad 10 y se reserva para la carne.

Preparación de la carne: En una sartén con un poquito de aceite se sofríen los filetes salpimentados, a fuego medio. No deben hacerse mucho, lo justo para que pierdan el color rojizo, que no se quemen. Se reservan.

En una cacerola antiadherente se ponen los filetes y se cubren con la salsa. Se tapa y a fuego medio lento se cocinan unos minutos. Se sirven calientes.