sábado, 30 de mayo de 2009

Pastel de Pollo


Este es una de las muchas recetas socorridas para preparar de un día para otro o de por la mañana/tarde para la noche. A mi como más me gusta es a temperatura ambiente, pero una de mis hijas se lo calienta en microondas.....maneras de degustar.
Es socorrido cuando tenemos invitados en casa y, de las múltiples cosas que siempre ofrecemos, necesitamos el tiempo para otros platos que deben servirse recién hechos.
A los niños les encanta y para mi es apuesta segura si van a venir pequeñines de invitados.
También los he utilizado como rellenos para bocadillos de excursiones de las niñas. Es como un pastel multiusos. Me la enseñó mi amiga Loli.
Ingredientes (6 personas): 1 paquete y medio de bacon en lonchas ó si lo compramos al corte aproximadamente 220 gramos, 500 gr de pechuga de pollo limpia, 500 gr de salchichas frescas, 100 gr de paté (casero o de tarros, el sabor que queráis, de carne).


Elaboración: Lo primero es triturar la pechuga de pollo junto con las salchichas.
Se puede pedir al carnicero que lo haga o bien si tenemos una trituradora potente lo hacemos en casa. Yo utilizo la thermomix y trituro 30 segundos, velocidad 8.
Si nos lo hacen en la carnicería cuando vayamos a hacer el pastel sólo falta mezclarlo muy bien con el paté.
Si lo hacemos en casa podemos incluirlo en la trituradora o thermomix para que ya se mezcle.
En una fuente apta para microondas extendemos las lonchas de bacon, montando un poquitín una sobre otra, hasta cubrir toda la base. También las ponemos alrededor para cubrir el borde.
Ponemos la mezcla de pollo y salchichas por toda la fuente y la repartimos por igual procurando que no queden vacíos.
Cubrimos con bacon toda la mezcla igual que hicimos con la base, de forma que no quede ningún trocito al descubierto. Es como si lo envolviéramos.
Ponemos en el microondas tapado, bien si la fuente tiene tapadera. Si no la tiene, como me pasa a mi, yo lo hago con otra fuente igual boca-abajo.
Programamos el microondas a potencia media por 10 minutos.
Cuando ha pasado este tiempo lo sacamos del microondas y le retiramos toda la grasa que ha soltado. Volvemos a poner otros 10 minutos.
Cuando ha pasado este tiempo, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Para servirlo le damos la vuelta sobre una fuente de servir y queda precioso.
Hay que cortarlo mejor frio para que no se deshaga.
Me gusta acompañarlo de ensalada verde.

También te puede interesar: