lunes, 29 de junio de 2009

Moraga de sardinas

Este es un plato típico de toda la vida de Málaga y su costa. En este lugar se entiende por moraga la fiesta que se celebra en la playa (mejor por la noche) en la que además de diversión hay buenas sardinas para degustar.
La receta de moraga de sardinas es una receta sencilla, propia de los pescadores, que se ha convertido en exquisito plato típico malagueño.

Mi madre, malagueña hasta la médula, cocina habitualmente este plato y no puedo dejar de escribir en este blog lo que llevo toda mi vida oyendo: "los mejores meses de las sardinas son los que no llevan R, que no se te olvide"....No mamá, claro que no se me ha olvidado.

Ingredientes (4 personas): 1 kg de sardinas, 2 o 3 tomates, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 2 cucharaditas de pimentón dulce, 1 cucharada de vinagre o de vino blanco, aceite de oliva, comino, perejil, 2 hojas de laurel, sal y pimienta.

Las sardinas se limpian bien de escamas, se abren y se limpian de espinas.

Elaboración de la salsa: En una batidora se ponen troceados los tomates, pimiento, ajos, cebolla, pimentón, vinagre o vino y 50 ml de aceite de oliva. También se condimenta al gusto de comino, perejil, sal y pimienta. Se tritura todo un par de minutos.

Elaboración de la salsa en thermomix: En el vaso thermomix se ponen los tomates, pimiento, ajos, cebolla, pimentón, vinagre o vino y 50 gr de aceite de oliva. También se condimenta al gusto de comino, perejil, sal y pimienta. Se tritura durante un minuto, velocidad 10.

Elaboración del plato: El fondo de una cacerola antiadherente (o sartén) se unta generosamente con aceite.

A continuación, se coloca una capa de la salsa elaborada anteriormente. Seguidamente las sardinas bien extendidas sin que se monten una sobre otra.

Volvemos a colocar otra capa de salsa que cubra las sardinas, luego otra capa nueva de sardinas y así sucesivamente hasta que esté todo el pescado bien colocado en capas y cubierto de salsa.

Entre capa y capa agregamos las dos hojas de laurel.

Se cuece a fuego lento. Es importantísimo que el recipiente sea antiadherente para que no se pegue el pescado ya que la disposición y el plato en si debe hacerse sin que se deba mover, lo que destrozaría el plato.

Es un plato que se sirve caliente, aunque debo confesar que a mi particularmente me encanta frío.

Otra forma de cocinarlo: Como receta antigua que es, la forma tradicional de elaborarla era picando finamente las verduras, en lugar de batirlas, así las comía yo de pequeña y os aseguro que están exquisitas.

La adaptación moderna de esta receta es estupenda para que l@s peques (como las mías) no puedan protestar por encontrarse tropezones de verduras. Además el ahorro de trabajo y tiempo es considerable.

En thermomix se pueden picar las verduras 6 segundos a velocidad 5 y se consigue un resultado bastante aceptable.

También te puede interesar:

- Pescado en adobo:
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/05/pescado-en-adobo.html
- Atún con tomate:
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/03/atun-con-tomate.html
- Atún marinero:
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/05/atun-marinero.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye, Y que dices del tamaño de las sardinas? (Ros)

Eva dijo...

Hola, pues mira, si son grandes son más fáciles para abrirlas y luego quitarles la espina.
Si son pequeñas yo las pongo enteras, sin abrir. Aunque las busco grandes y en Huelva se encuentran sin problemas. Son las que más abundan.
Saludos Ros.

Aurora, A comer y a callar dijo...

Buena receta, la haré sin duda.
No se que me gusta más la foto de las sardinas o la de la flor que tienes en el lateral.
Bss

Eva dijo...

Hola Aurora, encantada de verte por aquí. Sin duda las recetas de toda la vida de nuestros lugares merecen la pena por la historia que tiene. La flor es una belleza. Es de un cactus y la pena es que solo dura una noche.
Besitos.