domingo, 9 de enero de 2011

ARROZ NEGRO CON GAMBAS Y ALIOLI DE ALBAHACA


Nunca he probado el arroz negro de verdad, el arroz venere, ya me gustaría pero por donde vivo no lo he visto jamás. Así que me conformo con teñir el arroz normal con la tinta del calamar, algo que hacemos muchos y que sin duda está bien rico.

De vez en cuando cocino el típico arroz negro con mariscos, pero en esta ocasión imité una receta que tomé en un restaurante y creo que me quedó clavada.

Dedico esta receta a Trini Altea, recién conocida por mi, con un blog estupendo que os recomiendo visitar y que me ha concedido un premio precioso diseñado por ella, el índalo de plata.


Ingredientes (para 4 personas): 16 gambones grandes, 400 gr de arroz, 2 tomates maduros medianos, medio pimiento verde, una cebolla y media, 2 dientes de ajo, 4 bolsitas de tinta de calamar, aceite de oliva, sal, pimienta y agua (aproximadamente 1 litro).

Para el alioli de albahaca: 2 huevos, aceite de girasol, dos dientes de ajo pequeño, sal, unas gotitas de limón y 4 hojas de albahaca grandes.


Elaboración:

Ponemos el agua a hervir y cuando esté hirviendo echamos los gambones, cuando vuelva a empezar a hervir los retiramos del fuego y dejamos 3 minutos en su agua.

Los sacamos, los escurrimos y los pelamos (le dejamos la cabeza).

Colamos el agua donde han hervido y la reservamos.


En una cazuela se pone el aceite a calentar. Se sofríen los ajos, la cebolla, el pimiento y el tomate, todo picadito durante unos minutos.

Seguidamente incorpora el arroz. Lo mezclamos muy bien y añadimos el doble que de arroz del caldo que teníamos reservado de las gambas, que hemos calentado previamente.

Cuando rompa a hervir, añadimos la tinta del calamar vamos cociendo el arroz a fuego medio durante 20 minutos, moviéndolo para que no se pegue y coja la textura cremosa. Rectificamos de sal y pimienta.

Lo dejamos reposar 3 minutos tapados antes de servir.


Mientras tanto hemos preparado una mayonesa con los huevos, un poco de sal, el ajo y la albahaca. Podemos añadirle unas gotitas de limón para que no se nos corte.

Vamos añadiendo aceite de girasol poco a poco con la batidora hasta que coja la consistencia de mayonesa. La reservamos.

Para emplatar ponemos en el plato 4 gambones por persona. En el centro con ayuda de un molde ponemos el arroz y lo coronamos con alioli y una hojita de albahaca.

La mezcla es exquisita.