martes, 12 de enero de 2010

Brochetas de bolognesa y paté (contribución hemc#40)


Esta es mi segunda contribución al hemc#40 cuyo tema es "platos con sobras". Como ya dije, es un tema que da mucho juego ya siempre hay restos flotando por algún lado, unos más combinables que otros.

Os cuento de dónde viene mi receta de sobras. El jueves pasado cociné para el almuerzo espaguetis a la bolognesa, platito al que mis hijas le hacen la ola si hace falta. Utilicé el paquete entero de carne picada y envasada y luego me di cuenta de que era demasiado, así que guardé un poco de bolognesa en la nevera.

Dos días después una de las veces que abrí mi nevera y vi aún seguía allí, justo al lado de un paté de hígado de oca también empezado y que mi perro miraba con ilusión.

En un minuto en mi cabeza se agolparon la bolognesa, el paté, el molde de silicona para brochetas que me regaló mi amiga Paqui, el tema del hemc y mi pasión por las gelatinas. Así que manos a la obra.

Puse unas hojas de gelatina a hidratar en agua (según la cantidad que indica el fabricante).

Mientras tanto puse agua a calentar en un cazo y en ella diluí bien media pastilla de caldo de jamón (o de carne que también tenía).

Cuando estuvo caliente y la pastilla diluida ya estaba hidratada la gelatina. La puse en el cazo y la removí hasta que se mezcló bien.

Después puse la bolognesa y removí todo quedando una masa caldosa.

En el molde de brochetas puse una capita de boloñesa que ocupaba el primer tercio. Y lo metí en la nevera para que cuajara un poco. Allí la tuve media hora aproximadamente.

Después la saqué del frigo y fui repartiendo el paté en forma más o menos redondeada, con ayuda de una cucharita pequeña de café, y las fui repartiendo por los moldes de las brochetas.

Finalmente terminé de cubrir con la masa caldosa de bolognesa con gelatina y puse las brochetas a cuajar en la nevera. Deben estar al menos 4 horas.

Para desmoldarlo, con tiempo antes primero lo ponemos un poco en el congelador (suficiente media hora), después lo desmoldamos y dejamos a temperatura ambiente para que esté de la mejor forma para tomarlo. Recién sacado del congelador es cuando mejor lo manejamos, cortamos y dejamos listos para presentar las brochetas como queramos.

Resultó un aperitivo vistoso, servido con tostaditas pequeñas y tomatitos cherry



hemc #40 - platos con sobras

11 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Merchi dijo...

Bueno Eva, a esto le llamo yo tener imaginación en la cocina. Me ha encantado tu receta, es super original y además se ve riquiiiisima ;)

Besines guapetona

Mª Dolores Andrés. dijo...

Bueno eva, con esta receta tienes que haber ganado varios premios como son el de la originalidad, imaginación, presentación... y, encima, seguro que están buenísimos. Besos.

Eva dijo...

Muy original este aprovechamiento de restos, estas hecha un artista con mucha imaginacion. Un besote y un ole por tu segunda entrada.

Espe dijo...

pero que original,y que presentacionmajica,como te lo curras...

Ranger dijo...

Vaya imaginación mujer. Que brochetas mas ricas y además lo bien presentadas que quedan con ese molde.
Un beso.

Elvira dijo...

Admiro tu capacidad para crear platos y luego presentarlos así! Es un gusto ver tus recetas. Un besazo

Eva dijo...

Hola Merchi,M. Dolores, Eva, Espe, Ranger y Elvira...

SOIS TODAS UN CIELO.

Con comentarios como los vuestros ya tengo yo premios para regalar.

Vosotras si que sois artistas, no os imaginais lo que yo aprendo de vosotras en cada publicación.

Un besazo grande para cada una.

Isita dijo...

Eva eres toda una artista, que imaginación y además lo rico que tiene que estar este plato.

Besos

Eva dijo...

Hola Isita, muchísimas gracias cielo, el plato estaba muy rico y fácil de hacer para lo vistoso que quedó.
Un besote.

wivith dijo...

Lo prometido es deuda....
Muchas gracias por tu participación en el evento.

Pochoncicos.