jueves, 25 de noviembre de 2010

TARTA INVERTIDA DE PIÑA Y KIWI (Whole Kitchen)


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar un Pastel Invertido.

Fue un pastel muy popular en los años 20 en Estados Unidos. Lo más corriente era hacerlo con piña en conserva debido a que tenía un precio asequible. Actualmente se hace con diferentes frutas y también distintos tipos de masas.

El que yo he elegido para hacer es con piña y con kiwi para el topping o cubierta y en el bizcocho utilicé agua de azahar.


Ingredientes:

Para el topping o cubierta: 60 gr. de mantequilla, 80 gr. de azúcar blanca, 80 gr. de azúcar morena, 225 gr. de piña en almibar, 250 gr. de kiwi pelados.

Para el bizcocho: 200 gr. de harina de repostería, 2 cdtas. de levadura en polvo, una pizquita de sal, 120 gr. de mantequilla, 200 gr. de azúcar, 30 ml. de agua de azahar, 2 huevos, 120 ml. de leche.


Elaboración para un molde de 26 cm.

Ponemos a precalentar el horno a 180º.

1.- En una cacerola antiadherente mezclamos los dos tipos de azúcar y la mantequilla,a fuego medio hasta que todo se haya disuelto y tenga una textura homogénea y el azúcar empieza a caramelizar.

En thermomix se hace en 6 minutos, temperatura 90º y velocidad 3.

2.- Vertemos el azúcar caramelizada sobre el molde que vayamos a utilizar, previamente engrasado. Colocamos encima los trozos de piña (escurridas) y las rodajas de kiwi y reservamos.

3.- Con una batidora eléctrica batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede esponjosa y suave, una vez obtenida esta consistencia añadimos el agua de azahar y seguimos batiendo. Añadimos las yemas de una en una, batiendo bien.

En thermomix: ponemos la mantequilla y el azúcar 37º un minuto y medio y velocidad 1. A continuación añadimos el agua de azahar y programamos sin temperatura, 45 segundos, velocidad 1 y medio. Por el bocal añadimos las dos yemas, de una en una.

4.-Mezclamos la harina, la levadura y la sal y la añadimos a la masa anterior, en dos veces, alternándola con la leche y batimos hasta mezclar todos los ingredientes.

En thermomix: A la mezcla que teníamos le incorporamos la mitad de la harina, la levadura y la sal y la mitad de la leche. Mezclamos sin temperatura durante un minuto y medio a velocidad 3. Bajamos los restos pegados a la pared con la espátula. Agregamos la otra mitad de harina y leche y volvemos a mezclar sin temperatura mismo tiempo y misma velocidad.


5.- En otro recipiente, batimos las claras hasta montarlas y obtener una textura de pico firme.

En thermomix, bien limpia y seca, ponemos las mariposas en las cuchillas y batimos las claras durante 4 minutos, velocidad 3 y medio.

6.- Incorporamos las claras montadas a la masa, lo haremos en dos veces, y con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes la vamos integrando, con cuidado de no batirlo en exceso.

7.- Vertemos la masa sobre el molde, alisamos la parte superior y la horneamos aproximadamente 20-30 minutos. Hasta que pinchemos el pastel y veamos que el cuchillo sale limpio.

Dejamos enfriar dentro del molde, unos 10 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.

Muy rico, sobre todo el azúcar caramelizada de los bordes.