martes, 28 de julio de 2009

Ajoblanco



“Pon veinte almendras mondadas
Y cuatro dientes de ajo;
Añádele el agasajo
De unas migas asentadas
De pan de hogaza, empapadas…”

(Alfonso Canales, poeta)

Decir ajoblanco es pensar en Málaga. Gazpacho a base de almendras que es conocido por todos sitios y, como todos los gazpachos, en cada casa se hace a su gusto y manera.

Tradicionalmente la guarnición es de uvas peladas y sin pepitas. He visto algunas recetas por internet que lo acompañan con bolitas de melón. En mi opinión no deja de ser una modernidad, aunque lo he probado y confieso que me gusta.

Hoy hablo del ajoblanco como gazpacho y receta típica de Málaga. Próximamente subiré algún experimento que he hecho con él.

Ingredientes (4 personas): 200 gr de almendras, 200 gr de miga de pan, 2 dientes de ajo, 80 gr de aceite de oliva, agua (opcional y al gusto), vinagre, sal y uvas para acompañar.

Elaboración: Si las almendras tienen la piel hay que ponerlas en remojo varias horas para poderlas pelar.

En una batidora que sea potente se ponen las almendras, la miga de pan remojada en agua, los ajos pelados, el aceite, vinagre y sal. Se tritura todo varios minutos hasta que quede una crema fina. Se prueba y se rectifica de sal y vinagre. Si gusta más diluida se añade agua al gusto y se vuelve a triturar por un minuto.

Si el manejo de la batidora lo permite es mejor ir agregando el aceite poco a poco mientras batimos, porque así liga mejor.

En thermomix: Ponemos las almendras, los ajos, el pan, la sal y el vinagre y trituramos 40 segundos a velocidad 5.

Ponemos el aceite en el cubilete. Programamos la thermomix en velocidad 5 y vamos agregando el aceite muy poco a poco por el bocal para que se vaya mezclando.

Cuando terminemos con el aceite vemos cómo está la crema y si nos gusta más líquida volvemos a programarla en velocidad 5 mientras agregamos poco a poco el agua por el bocal, igual que hicimos antes con el aceite.

Se guarda en la nevera hasta el momento de servir. Tiene que servirse muy frío y se sirve con uvas peladas y sin pepitas como guarnición. Si son uvas moscatel está mucho mejor.

Para los amantes de las tradiciones, la forma de elaborar el ajoblanco es en el mortero. Se ponen el pan, los ajos y las almendras y a golpe de mortero se van machacando hasta obtener una masa lo más uniforme posible. Entonces se va añadiendo el aceite poco a poco como si se tratara de una mayonesa y por último se diluye con agua también poco a poco, rectificándose de vinagre y sal. Yo confieso que nunca he utilizado el mortero para un gazpacho y, desde que tengo la thermomix, sólo los hago en ella. Ah! pero mi madre si que hace uso de la "tradición morteril". Me encanta observarla.

En cuanto a la excelencia de la uva moscatel típica de Málaga es su estimulante aroma y rico dulzor. Es una uva que para su buena crianza necesita sol, suelo húmedo y proximidad al mar, todas las cualidades que reune la tierra malagueña. Por eso su gazpacho se acompaña mejor de estas uvas.

También te puede interesar:


- Salmorejo
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/07/salmorejo.html
- Gazpacho kumato:
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/06/gazpacho-kumato.html
- Gazpacho de remolacha:
http://elfogondeeva.blogspot.com/2009/05/gazpacho-de-remolacha.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que rica la pinta que tiene ¿pica mucho, se nota mucho el ajo?

Eva dijo...

Hola, pues la verdad es que como a mi me encanta el ajo, yo la encuentro en su punto justito.
Dependerá del tamaño. Si son normalitos quita medio diente, no más sino, el saborcillo debe notarse.
Saludos

Driwrgy dijo...

Que cosa más rebuenaaaaaaaaaaaa, nuestro ajo blanco, que rico, refrescante y sano, sanísimo que es... A mi megusta también con pasitas, que le da un toque más dulcecito pero con uvas está también rico, rico. Este año curiosamente o lo he tomado, sis que no puede sééé. Con lo fáchi que nos lo pone la thermo, no como antes que había que majarlo tó a golpe de mortero y dale que te pego...

La presentación chachi, con sus uvas, sus almendras, su ajo, que me gustaaa...

Eva dijo...

Pues si que tengo que probar lo de las pasas, también muy malagueño. Madre mia ¡que me gusta comer!, por eso cocino.
Ya sabes, enchufa la thermo son unos segundos.